Ex consejero de la Junta pide que los Ayuntamientos asuman más responsabilidad en la ordenación del territorio

La jornada de clausura del simposio Marbella International Property Show 2015, que se celebra en el Palacio de Ferias, Congresos y Exposiciones de Marbella, ha abordado hoy el Urbanismo y el Medio Ambiente y su relación con la industria del turismo residencial. En la mesa técnica que ha abierto la sesión de hoy titulada 'Retos de la planificación del territorio para crear Turismo Residencial', el ex consejero de Política Territorial de la Junta de Andalucía, Jaime Montaner, ha propuesto que los ayuntamientos asuman más responsabilidad en la Ordenación del Territorio.

Jaime Montaner, que fue consejero de Política Territorial entre 1979 y 1990 y posteriormente ocupó la cartera de Economía y Hacienda en el Gobierno andaluz, ha estado acompañado en la mesa técnica por el actual secretario general de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Rafael Márquez; Ricardo Arranz, presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial; Ángel Gijón Díaz, arquitecto y Decano del Colegio de Arquitectos de Granada entre 1998 y 2007. El debate ha sido moderado por el abogado del Estado, Ramón Pelayo.

IMG_5411Montaner ha recordado que la ordenación del territorio es competencia de la Junta de Andalucía pero ha matizado que “debe haber un Plan de Ordenación del Territorio homogéneo competencia de la Comunidad Autónoma más flexible y modificables” que englobe el desarrollo de la ciudad, inversiones y la preservación del espacio, "a partir del cual los Ayuntamientos puedan desarrollar su ordenación urbana".

El ex responsable de la política territorial del Gobierno andaluz ha resaltado que el urbanismo "se ha relacionado con escándalos especulativos", pero ha considerado que "en estos momentos estamos en un escenario estable" y ha subrayado que hoy en día "es un calvario" para un Ayuntamiento ordenar su plano por la cantidad de informes que tiene que procesar".

El actual secretario general de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha subrayado que “el contexto actual es un momento de recuperación económica muy cambiante sobre el que se tienen que adaptar los poderes políticos". Para ello, ha propuesto "convertir la seguridad jurídica en una oportunidad", ya que "es la clave para que el inversor invierta su dinero". Asimismo, ha apostado por la "simplificación y agilidad de los procesos de ordenación del territorio evitando las lagunas normativas".

Márquez ha considerado "lamentable" que un Plan General de Ordenación Urbana tarde 12 años en concebirse, por lo que considera que, "tras las decisiones del uso del territorio, las acciones tienen que ser más ágiles".

Ricardo Arranz ha incidido en que "la legislación tiene que ser más rápida y con sentido común; debe haber una normativa ágil". El presidente de los urbanizadores andaluces ha manifestado que circunstancias como la lentitud en los PGOU y que "una licencia pueda tardar años en llegar" pueden "incluso propiciar la corrupción".

Arranz ha destacado que "somos el objetivo de deseo de muchos fondos de inversión, pero se van por la falta de seguridad". "Tenemos que adaptar nuestra legislación" a estas realidades porque de lo contrario "estaremos perdiendo una oportunidad que nunca recuperaremos".

mips1Por su parte, Ángel Gijón ha indicado que "hay mucha normativa sectorial que complica la tramitación" en relación con la ordenación del territorio "con procesos demasiado largos". Asimismo, ha hablado de la participación ciudadana en estos aspectos, que es algo que incluye la ley, "pero las instituciones no han propiciado esta participación". "El urbanismo hoy en días es más necesario que nunca y hay que responder con un urbanismo distinto", ha apostillado.

El simposio sobre turismo residencial que organiza la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial en Marbella y que concluye mañana es la actividad inicial de esta tercera edición del Marbella International Property Show que dará paso en junio próximo al salón inmobiliario con el objetivo de reunir a empresarios y profesionales para atraer compradores e inversores internacionales. El objetivo de este salón inmobiliario que comenzará el 23 de junio es dar salida al stock de viviendas, así como presentar los nuevos proyectos de turismo residencial en la Costa del Sol, fundamentalmente en el Triángulo de Oro.

Lujo, edad media-alta y exclusividad

La mesa comercial del simposio titulada 'Cómo Comunicar y Promocionar el Turismo Residencial en Europa y los países nórdicos', con Alemania como país invitado, ha sido moderada por Simón Onrubia, director del diario Expansión Andalucía, y ha contado con la presencia de Fernando Ocaña, economista y publicista y presidente de Tapsa; Peter Robinson, presidente de AIPP (Association of International Property Professionals); Detlef Vormschlag, director Ejecutivo de Hansa Realty; y Javier de Mendieta, asesor Financiero Internacional.

Detlef Vormschlag ha destacado que España es un lugar "muy positivo para hacer marketing dirigido a los alemanes que quieren invertir en este destino". No obstante, ha criticado los problemas fiscales y burocráticos para conseguir una propiedad que en ocasiones puede ampliar el coste de adquisición. El director ejecutivo de Hansa Realty ha subrayado que la calidad de las construcciones de turismo residencial es muy importante, ya que "el público alemán lo tiene muy en cuenta".

Por su parte, Fernando Ocaña ha valorado las potencialidades que tiene la marca Marbella en el exterior y que en sus labores de promoción tiene que tener objetivos claros. "Marbella es lujo, público de edad media-alta y exclusividad", ha indicado animando a reflexionar sobre estos tres conceptos "para atraer a más público objetivo".

Javier de Mendieta ha resaltado la importancia de "redoblar los esfuerzos para potenciar la marca Marbella". "Tenemos buenas condiciones, pero no hemos sabido hacer el marketing", ha lamentado.

Peter Robinson, cuya asociación (AIPP) se dedica a la representación de compradores residenciales, ha subrayado que una de las cuestiones que hay que tener en cuenta es "educar y proteger al consumidor extranjero", así como prestar un servicio de soporte para equipos comerciales.