La herencia del cura Bocanegra

Antonio / Méndez | 02.06.2013 – 01:00  Malagahoy.es

La herencia del cura Bocanegra
 
ME preguntaba esta semana el empresario y promotor Ricardo Arranz si conocía cuál era la verdadera razón por la que el tren de Cercanías se detuvo en Fuengirola y nunca llegó a Marbella. Respondí con una negativa y entonces me replicó: “Por Bocanegra“.

La historia es tan bonita, periodísticamente hablando, que merece ser cierta, algo que no me ha sido posible comprobar. Me relató Arranz que dos conocidas mujeres a finales de los años 60 o principios de los 70 decidieron bañarse en topless en una fuente de Torremolinos. Acabaron detenidas y deportadas por la Policía. Los ecos del desenfreno en la Costa no dejaban de sonar y Rodrigo Bocanegra, que era el párroco de Marbella desde 1949 y logró la confianza de su mujer, Carmen Polo, hasta convertirse en su confesor logró convencer al dictador para que las vías del tren se detuvieran en la localidad vecina y no llegaran con su cargamento de corrupción a Marbella, entonces un apacible pueblo de pescadores. Para que no quede como personaje maldito en el anal marbellí, los defensores del sacerdote atribuyen a su influencia ante el régimen importantes avances, varios colegios, la construcción el puerto pesquero hasta el pantano de la Concepción del que se abastece la ciudad.

El Cercanías actual a Fuengirola se inauguró en 1975, el clérigo había muerto dos años antes. El tren, por tanto, nunca llegó a Marbella y es la gran asignatura pendiente en materia de infraestructuras. Pero no evitó el topless, el tanga y el triquini. La corrupción, la de verdad, sí apareció con la locomotora del GIL.

D.Ricardo Arranz (Foto:Europa Press)

D.Ricardo Arranz 

 
Marbella intenta ahora recuperar con esfuerzo el santo y seña que llegó a distinguirla como un espacio privilegiado para el turismo en España. Este fin de semana ha querido mostrarse como la aliada ideal para el lujo. El citado Arranz, un llanero solitario con un altavoz distinguido como el complejo del Villa Padierna, intentaba atraer a los inversores extranjeros para que vuelvan a fijarse en el litoral para sus compras inmobiliarias, convencido que no hay alternativa económica en Málaga ajena a la de la construcción. Y agitaba en varias mesas redondas al sector por la voracidad impositiva del el Gobierno de Rajoy con los foráneos.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, en el ecuador de su segundo mandato, proclama la recuperación económica de la urbe. Y para dar fe de esta nueva realidad ha difundido los millonarios datos de ingresos del Ayuntamiento gracias al impuesto de plusvalías. El PP, atrapado una vez más en el discurso sobre las bondades del incremento de la fiscalidad. Y de Bocanegra quizá ya muy pocos se acuerdan.

admin -

Leave a Reply

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin