El ‘Brexit’ crea dudas en la Costa del Sol

Fuente: Málaga Hoy

Expertos creen que si el Reino Unido deja la UE se podría reducir la compra de viviendas en Málaga.

Este jueves el Reino Unido votará si sale de la Unión Europea -el ya famoso Brexit- o si se queda. Esta decisión, lógicamente, corresponde solo al pueblo británico pero su incidencia es internacional y, en este contexto, la Costa del Sol se juega mucho porque los británicos son la primera colonia extranjera en la provincia de Málaga, el principal mercado turístico foráneo y lideran la compraventa de viviendas en este destino.

Si los ingleses apuestan por la ruptura con el resto de Europa, los expertos subrayan que, a largo plazo, probablemente no tendrá un gran impacto en la economía malagueña pero sí puede haber cambios importantes en el corto y medio plazo. ¿Por qué? Si se independiza, se prevé que lo primero que harán será devaluar la libra y eso provocará que a los ingleses que residan en la Costa del Sol -como lógicamente en el resto de países que tengan el euro- les vaya a salir todo más caro. Si han adquirido una vivienda en Málaga con una hipoteca en euros, deberán abonar más cada mes, así como los distintos recibos (luz, agua, comunidad de vecinos…). Les perjudicará el tipo de cambio a la hora de comer en los restaurantes, alquilar coches… En definitiva, cualquier cosa en euros porque su moneda valdrá menos. Eso por no hablar de que ya no podrán acceder a servicios como la sanidad en las mismas condiciones o que tendrán que realizar más trámites a la hora de ir a cualquier país de la UE.

Leonardo Cromstedt, director en España del grupo inmobiliario Keller Williams -cuya sede en este país está en Marbella- cree que el Brexit sería "una catástrofe" a corto plazo para la Costa del Sol, aunque confía en que al final los británicos no opten por esta opción. De momento, asegura que "hay una incertidumbre real porque el dinero es miedoso" y subraya que se están paralizando ventas inmobiliarias en la provincia a la espera de ver qué ocurre finalmente este jueves. "Estamos recibiendo muchos clientes británicos, pero estos días solo miran y no compran porque nadie se quiere aventurar a pagar 200.000 euros por una casa sin saber cómo se te va a quedar la hipoteca dentro de una semana, por lo que hay bastante prudencia", expone. Ricardo Arranz, hotelero y presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial, es, por ahora, más optimista. "El Brexit, en principio, no es positivo, pero tampoco sabemos hasta qué punto puede ser negativo. Los ingleses siempre han sido muy activos para crecer y nos han dado muchas clases en los dos últimos siglos", afirma Arranz, quien hace hincapié en la importancia de la colonia británica en Málaga y en su apego tradicional a esta tierra. "Para ellos es muy cómodo viajar a Málaga, Canarias o Baleares porque tienen muchas conexiones aéreas directas. Los ingleses son muy pragmáticos y no creo que vaya a influir en el turismo", añade.

ra2
Si hay Brexit, los británicos van a tener divididos el corazón y la cartera. La Costa del Sol es su destino preferido para pasar las vacaciones y para residir temporadas desde hace décadas, pero todo tiene un precio. Ya se ha notado con la crisis y el Brexit puede ser un inconveniente más. En 2013, por ejemplo, había 76.931 personas con nacionalidad británica residiendo en Málaga y el año pasado el padrón contabilizó 56.128, un 27% menos. Mijas, Fuengirola y Benalmádena son los tres municipios con más británicos censados. "La salida del Reino Unido de la Unión Europea afectaría sin duda a la economía de los británicos, que son nuestros turistas más importantes y numerosos y, por lo tanto, también se vería perjudicada la economía de la Costa del Sol. Es evidente que, en estos tiempos de globalización, Europa suma y es más fuerte si está unida que si se va desmembrando, sobre todo si se trata de un miembro tan importante", afirma Francisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados de Málaga, quien resalta que "desde el punto de vista legal se abren muchas incógnitas, ya que habría que revisar el modo en que los británicos llegan a España y cómo acceden a los servicios sociales. Esta nueva situación podría afectar a la compraventa de viviendas y a las inversiones por parte de británicos en la provincia".

Hay incertidumbre y nadie tiene claro qué pasará. En el despacho de abogados Martínez-Echevarría, por ejemplo, su socio director, Vicente Morató, considera que "aunque teóricamente el tema del Brexit podría afectar por la incertidumbre, en la práctica vemos en nuestro despacho una petición creciente de asesoramiento de clientes británicos".

El presidente de los empresarios malagueños y andaluces, Javier González de Lara, señala que el Brexit no sería positivo para nadie. Ni para los británicos, que serían los más afectados porque perderían poder adquisitivo, se generaría más inflación y distorsiones económicas internas hasta el punto que dejarían de ser la capital financiera europea, ni para el resto de Europa porque, a corto plazo, habría caída en las bolsas, aumento de la prima de riesgo y volatilidad. Además, los países tendrían que abonar el dinero que ahora mismo aporta Gran Bretaña a la UE. Y eso son, proporcionalmente hablando, muchos millones de euros. González de Lara recuerda que "España tiene superávit comercial con Gran Bretaña y donde más se puede notar la incertidumbre es en turismo y servicios, por la pérdida de capacidad de consumo de los británicos".

En cualquier caso, el presidente de la CEA y la CEM recalca que, aún en el caso hipotético de que ganara el Brexit, "la salida de Europa no sería automática, sino que se abriría un proceso de negociación y podría haber una permanencia en otras condiciones, por lo que no es tan fácil marcharse". El máximo representante de la patronal andaluza cree que una supuesta salida sería "inoportuna y nadie resultaría inmune", a la vez que considera que, desde un punto de vista político e histórico "no tendría demasiada lógica" porque Gran Bretaña fue un socio fundador de la Unión Europea.

Phil Nutall no ha perdido la costumbre de revisar diariamente la prensa británica para estar al corriente de lo que se cuece en su país de origen. Pese a que ya son 28 años los que lleva viviendo en Mijas y habla un perfecto español, cada mañana acude al quiosco para seguir las novedades de la campaña sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, ahora suspendida por el reciente asesinato de la diputada laborista Jo Cox. "Me parece horroroso que se haya llegado a un extremo como este", lamentó.

ra1

Nutall, que hace casi tres décadas dejó atrás el frío de Manchester por el calor de la Costa, es solo uno de los cientos de residentes procedentes del Reino Unido afincados en el municipio y que afirma estar a favor de la permanencia. "Estoy seguro de que la economía británica se vería perjudicada y que bajaría la libra", señala este hostelero. De caer, no duda de que afectaría directamente al comercio. "Para los españoles que quieran viajar al Reino Unido el cambio de moneda les podría beneficiar porque sería más barato, en cambio, al turista que venga aquí le costará más o, lo que es probable, gastará menos", apunta.

Aunque no todos lo tienen tan claro. Jason Godwin, procedente de Glossop, un pueblo a medio camino entre Manchester y Shieldfield, asegura que hay un "desconocimiento total" acerca de las consecuencias que podría tener su salida de la zona euro. "Creo que las personas van a votar usando sus corazones en vez de su mente", comenta. A este respecto, este joven empresario que hace años decidió cambiar los ordenadores por una máquina de función con la que trabaja en su fábrica de chocolate en Mijas, afirma estar a favor de la permanencia. "Creo que Inglaterra está mejor dentro que fuera. Tras más de 24 años viviendo en España para mí ha sido algo muy positivo porque estando dentro todo súper fácil, sin papeles ni cambios de moneda de ningún tipo"

La misma opinión comparte Natalie, a quien le sorprende "que haya mucha gente que realmente quiera salir. Lo veo muy egoísta y los argumentos me parecen absurdos", defiende. "A la gente que está viviendo fuera creo que le va a ocasionar problemas sobre todo de índole burocrática", añade esta joven inglesa tras cinco años viviendo Mijas.

"Quiero que mi país esté fuera con todo mi corazón"

Linda Zima, es una de las personas que a la pregunta "¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o debe abandonar la Unión Europea?", contestaría "abandonar". "Quiero a Inglaterra fuera con todo mi corazón, no confío en la Comisión Europea, nosotros no hemos votado a esos parlamentarios", expone. Su voto lo tiene claro, sin embargo, no podrá ejercerlo porque lleva viviendo en Nerja 33 años. "Deseo con todas mis fuerzas poder votar pero no puedo. Considero que sería mejor salir de la Unión Europea por la falta de seguridad que hay en ella", argumenta esta mujer para quien "existe mucha corrupción en toda Europa". A Linda tampoco le convence las políticas de emigración que se están acordando en el seno del organismo y cree que deberían ser reguladas por cada país. Esta británica del norte de la isla es también muy crítica con la forma que se está planteando la campaña del referéndum. "Lo peor es que están metiendo miedo con el Brexit , y eso no es bueno para nadie", se queja Linda quien al respecto de las coberturas sanitarias cree que serían las mismas "puesto que es mi país quien paga al gobierno español cuando hago uso de ellas". Otra cosa que irrita a Linda de la campaña es que, a su juicio, "sólo sirve para escuchar a los políticos" y no "para que ellos escuchen a los ciudadanos". También le subleva que no la dejen acudir a las urnas. "La gente de otro país puede votar y yo no tengo derecho. Estoy encantada con Málaga y su gente pero no me siento española. Aunque tengo aquí mi casa siempre vives pensando en tu país. Me siento una patriota", reconoce.

Leave a Reply

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin