Villa Obama: el lujo con mayordomo que han disfrutado JLo, Marc Anthony o Gwyneth Paltrow​

Hace más de 20 años, Ricardo Arranz unió el concepto del hotel Villa Padierna con el palacio de Linares y, más tarde, con las 14 villas de lujo extremo que Vanitatis hoy te muestra

Vista de Villa Obama. (Cortesía)

Es el sueño de cualquier millonario. Pasar unos días en la Villa Presidencial de Anantara Villa Padierna, a la que puso nombre Michelle Obama, elevando a la enésima potencia el lujo más codiciado por artistas que también han saboreado las mieles del poder como Jennifer Lopez, Marc Anthony, Gwyneth Paltrow​ o Antonio Banderas. Con mayordomo incluido 24 horas, una zona vip con degustaciones de exquisiteces a cualquier hora, entradas para conciertos en el anfiteatro, circuitos relajantes en el Thermae Spa… Todo lo que una celebrity pueda soñar en una segunda residencia durante sus vacaciones lo hace realidad este conjunto de ensueño.

El baño de Villa Obama. (Cortesía)
El baño de Villa Obama. (Cortesía)

Hace más de veinte años, un visionario llamado Ricardo Arranz unió el concepto de Hotel Villa Padierna con el palacio de Linares y, más tarde, con las catorce villas de lujo extremo que Vanitatis visita y hoy te muestra.

Según nos cuenta el empresario, “cada vez son más las personas de alto poder adquisitivo que recalan en la Costa del Sol y prefieren esta modalidad de residencia a tener que mantener una vivienda todo el año, con el consiguiente desembolso de dinero que supone. Así, las villas del hotel Villa Padierna están enfocadas hacia aquellos visitantes que buscan intimidad y lujo. Son casas particulares de alto standing donde el huésped puede disfrutar de sus vacaciones, tal y como hizo Michelle Obama, que es quien las puso de moda. Me hizo gracia el día que me preguntó la ex primera dama: ‘¿Cuánto has tardado en reconstruir este palacio?’. Y le dije que era todo nuevo. No se lo creía y tuve al día siguiente que enseñarle los planos para que viera que era verdad y que lo construimos de cero”.

Vistas desde Villa Obama. (Cortesía)
Vistas desde Villa Obama. (Cortesía)

Lujo millonario que ahora todos reclaman: “Lo cierto es que la estancia de la esposa del presidente Obama supuso un antes y un después para nuestras instalaciones. Y precisamente la villa de lujo que hoy visitáis fue la que ocupo ella y era tan solicitada después de su visita que mi esposa, Alicia Padierna, llamó a Michelle y le dijo: ‘¿Podríamos bautizar esta villa con su nombre?‘. Y ella aceptó de muy buen grado y dijo: ‘Será un honor’. Así nació Villa Obama”.

La villa que huele a flores

¿Y que tiene Villa Obama que todos los millonarios se la disputan? La respuesta: ‘charme’ al cien por cien. Desde el entorno, con una entrada rodeada con fuentes de mármol y veredas dibujadas para pasear entre los cipreses. “Aquí todos los que construían plantaban palmeras en sus hoteles y a mí me gustaba este árbol que me parece sobrio e invita al descanso y hace realidad cualquier fantasía vacacional por lo que trasmite”, precisa su creador.

Villa Obama es la villa palaciega más solicitada por los famosos. Formada por tres plantas de puro lujo, dos habitaciones con baño privado ocupan una planta, lo que garantiza la privacidad de los huéspedes. No podemos pasar por alto la terraza en la azotea con vistas al Mediterráneo, donde le gustaba tomarse el primer café de la mañana a Michelle Obama con su hija Sasha mientras contemplaba en sus paredes las preciosas acuarelas de la Alhambra de Granada, que luego acabó visitando personalmente.

Villa Obama, en el hotel Villa Padierna. (Cortesía)
Villa Obama, en el hotel Villa Padierna. (Cortesía)

Los muebles del siglo XVIII y las camas tamaño king-size, con su particular menús de almohadas, también le entusiasmaron. Uno de los detalles más chic que le encantaron a la ex primera dama fue el despliegue de jarrones con flores frescas que se cambian varias veces al día y se reparten por toda la estancia en esta villa. En los suntuosos baños de mármol travertino uno puede darse su primer baño de espuma matinal para luego bajarse a los baños romanos.

El spa que es uno de los santuarios de relax más grandes y mejor equipados de toda Europa. Incluye 10 salas de tratamientos y un hammam de sal marina, además de un circuito termal con aroma a limón, baños de sal, baños de vapor con infusión de eucalipto, lavanda y rosas, saunas finlandesas y griegas y una piscina cubierta con chorros de presión.

Las paellas privadas en Villa Obama

No es ni el mármol traído de Italia ni sus inmensas antigüedades el reclamo de los huéspedes para querer quedarse esta villa. El propietario de Villa Padierna tiene muy claro que es “el hecho de que allí estuvo Michelle Obama y todos la quieren”. Por esta estancia han pasado grandes personajes, políticos, toreros, futbolistas o artistas como Antonio Banderas, Eros Ramazzotti o Jennifer Lopez, la cual alquiló tres villas, además de Villa Obama y diez habitaciones, para ella y su equipo. “Jennifer es encantadora”, nos dice Arraz, “le encantó nuestro spa y pidió a los empleados del hotel que le facilitaran bebidas isotónicas que usó para el concierto que ofreció en el Marenostrum de Fuengirola“.

Una de las habitaciones de Villa Padierna. (Cortesía)
Una de las habitaciones de Villa Padierna. (Cortesía)

La gastronomía es también uno de sus mejores atractivos. Sin tener que salir del remanso de paz que supone la estancia en esta villa de lujo, sus clientes pueden acceder en la misma estancia a las delicias del palacio de estilo italiano que alberga a cinco de los restaurantes más prestigiosos: Hole 55, 99 Sushi Bar, La Loggia, La Veranda y La Pérgola, además del espacio Irene´s Health Kitchen, todos muy diferentes entre sí. Y si algún cliente caprichoso lo prefiere, uno de sus cocineros puede trasladarse a la cocina del palacete presidencial para hacer una deliciosa paella en las villas, frente al cliente, tal y como sucedió con Michelle Obama.

El diseño exclusivo de Eddy Gilbert

Además de deleitarse los paladares, los huéspedes de la villa más codiciada de España también pueden saborear el arte de Villa Padierna, que es un hotel museo que está considerado uno de los establecimientos más exclusivos y lujosos de Europa. Posee una colección de más de 1.200 obras de arte, entre pinturas, esculturas y mobiliario de época. El hotel, ideado por el artista Eddy Gilbert, tiene una concepción toscana ahondando en “el placer por la vida, el silencio, la cultura y el refinamiento”.

Una de las estancias de Villa Padierna. (Cortesía)
Una de las estancias de Villa Padierna. (Cortesía)

Esta misma semana le otorgaban a su dueño, Ricardo Arranz, la ‘E de Encuentros con la Cultura’, por esa manera tan intensa que tiene para potenciar el turismo cultural. Una de las pretensiones de este empresario, nada al uso, es el de combinar cultura y ocio: “No quiero que los clientes de mi hotel tengan solo playa y sol, deseo que también disfruten de la cultura al final del día. Esa era también la pretensión de mi esposa Alicia, que impregnó de glamour este santuario”.

La cultura es su vicio y así quiere que lo disfruten los clientes de las villas: “Desde hace tiempo me relacionaba en Marbella con Salamini, aprendí mucho de él y me fui interesando por el mundo del arte. Lo de construir lo pienso siempre en el orden de hacer algo diferente. Pensar que tengo tantas obras de arte este hotel me agrada mucho. Por ejemplo, tener la mesa donde se firmó la Constitución del 1812 es toda una leyenda y me complace”.

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/famosos/2022-12-05/villa-obama-lujo-jennifer-lopez-gwyneth-paltrow_3532526/